viernes, marzo 1
Home>Noticias>Deportes>Nada que aplaudir

Nuevamente un partido de futbol terminó en escandalo y tuvo que ser suspendido. Corridas, gases, balas de goma, heridos y autos rotos.

El partido que protagonizaron El Expreso y La Emilia, fue suspendido en el entretiempo por incidentes que se protagonizaron entre las parcialidades.

Lamentablemente la liga vuelve a repetir hechos que parecían ya haber desaparecido. Del partido poco que hablar. La Emilia se trajo los tres puntos al cabo de los primeros 45 minutos con el gol de Diego Binner. El conjunto de Gabriel Bracco, hoy dirigido por Damián Suarez, había sido un poco mejor, dentro de un partido plagado de incidentes ajenos a los jugadores y generadas desde las tribunas.

Ya con dos suspensiones en el primer periodo que obligó al árbitro J. Bonnin a dar más de 15´de tiempo adicionado, todo continuó con los protagonistas dentro de los vestuarios. Mientras se esperaba la reanudación, los incidentes comenzaron nuevamente y la autoridad policial comunico a los colegiados la decisión de suspender por falta de seguridad.

Mientras los hinchas “Canarios” se retiraban junto a sus jugadores por la entrada visitante, la policía no pudo contener el cerrojo dentro del club y un grupo de violentos, desactivo los anillos perimetrales en los aledaños a la cancha generando disturbios, donde volvieron a escucharse detonaciones de escopetazos anti tumultos, gases lacrimógenos y todo un caos que terminó con algunos heridos y autos destrozados por piedrazos “unos 6 07 “señalo una fuente dirigencial -canaria-.

El grupo de unos 150 simpatizantes de La Emilia, pudieron salir del predio utilizando caminos alternativos, con algunos contusos de los cuales un par fueron derivados al SAMCo de nuestra ciudad.

Por estas horas (19:40), el presidente de La Emilia, Marcelo Zuvinicar, en contacto telefónico con esta redacción confirmó que ya se encontraba en sede de la Comisaría “Segunda” de nuestra ciudad para realizar la denuncia correspondiente.