jueves, abril 18
Home>Destacados>Emergencia pediátrica

El gobernador firmo este jueves del decreto declarando la emergencia pediátrica en toda la provincia. Esta medida traería solución a la situación departamental.

Declaran la emergencia pediátrica en Santa Fe y ahora se podrán reubicar médicos como refuerzo. Este decreto, facultará a la ministra de salud a un reacomodamiento en los cargos que, implicará seguramente cambios en las maternidades del departamento San Martin.

Lo decretó el gobernador Omar Perotti ante la situación de «extrema gravedad» por la «saturación de los sistemas público y privado» y la «crítica cantidad de profesionales especialistas». La ministra Martorano, queda así facultada para trasladar doctores y enfermeros, aumentarles la carga horaria y pagarles un plus.

El decreto Nº 1212 mediante el cual declara por 90 días la Emergencia Sanitaria en materia de Atención Pediátrica y Neonatológica en la Provincia de Santa Fe, en el marco de una nueva crisis por falta de profesionales especializados en la atención de niños y niñas, una problemática recurrente desde hace por lo menos una década.

La decisión se debe a “la compleja situación que atraviesa la Provincia de Santa Fe en materia de atención Pediátrica y Neonatológica, y la alta demanda suscitada tempranamente producto de la creciente circulación de virosis respiratorias y bronquioloalviolitis, lo que ha generado una saturación de los sistemas de salud público y privado” expresa parte del decreto.

Además, continúa la argumentación oficial, “resulta crítica la cantidad de profesionales especialistas en las disciplinas referidas, de importancia vital en los servicios de salud, lo que agrava la situación por no contar con recursos humanos formados, por falta de elección de las especialidades básicas y pos básicas que asisten a la Pediatría”, ante lo cual resulta “imperioso articular mecanismos administrativos y operativos tendientes a dar solución inmediata a los problemas agudos que se presentan durante momentos como el presente”.

En este contexto, el decreto de Perotti afirma que “es responsabilidad del Estado Provincial garantizar los medios necesarios para la satisfacción de intereses públicos esenciales vinculados a la salud de su población, como es el caso de los servicios de atención Pediátrica y Neonatológica”. Y añade, en esa misma línea, que “la Constitución Provincial determina los deberes y atribuciones en la materia, expresados en el artículo 19°, el que establece ‘La Provincia tutela la salud como derecho fundamental de/individuo e interés de la colectividad. Con tal fin establece los derechos y deberes de la comunidad y del individuo en materia sanitaria…’, y ‘… que las actividades profesionales vinculadas a los fines enunciados cumplen una función social y están sometidas a la reglamentación de la ley para asegurarla”.

Tras aseverar que la situación es de “extrema gravedad” y que ese es el marco que amerita la declaración de emergencia, el gobernador señala que “teniendo en cuenta la gran cantidad de personal incorporado durante el transcurso de la Pandemia por COVID-19, se estima oportuno que la señora Ministra de Salud pueda efectuar la reubicación de aquellos agentes de su dependencia pertenecientes a los distintos Escalafones que revistan en carácter de titular, suplente y/o contratado, con el objeto de reforzar los servicios de salud en materia de Pediatría y Neonatología”.

Al respecto, y “con el objeto de garantizar la prestación de servicios de los Profesionales Universitarios de la Sanidad (…) con especialidad en Pediatría o Neonatología y de personal de enfermería y de servicios generales (…) que prestan servicios en los diversos efectores afectados por la mayor demanda”, el decisorio indica que “resulta conveniente ampliar las facultades otorgadas a la señora Ministra de Salud, a los fines de autorizar por el término máximo de noventa (90) días, la creación de módulos de pago como retribución de servicios con carácter de extraordinarios”.

Asimismo, el documento oficial recuerda que la normativa vigente habilita al gobierno a “disponer el aumento de la carga horaria de los profesionales” cuando haya “casos de emergencia sanitaria, desastres, o situaciones de fuerza mayor que requieran el aporte de los servicios públicos para ser superadas, que así se declaren por decreto del Poder Ejecutivo”.

Finalmente, el decreto de Perotti menciona que “las áreas técnicas del Ministerio de Salud han estimado el costo total que implica la presente gestión de acuerdo a la planificación diseñada por la Secretaría de Salud para la cobertura de la alta demanda de atención Pediátrica y Neonatológica en toda la Provincia”, cuyo “monto máximo” es de 214 millones de pesos.

Fuente Aire Santa Fe