jueves, febrero 29
Home>Noticias>Interés General>Piden audiencia a Pullaro

Biocombustibles santafesinos ven la Ley Ómnibus de Milei como certificado de defunción

El 80% de la producción del biodiésel se desarrolló en la Argentina sobre la base de regulaciones en favor de los recursos energéticos verdes y renovables. El primer golpe lo dio el kirchnerismo con la baja del cupo y el proyecto en ciernes prepara un masazo aún más duro.

La Cámara Santafesina de Energías Renovables, entidad que agrupa a las elaboradoras pymes de biocombustibles de la provincia de Santa Fe, se dirigió por nota al gobernador de la Provincia de Santa Fe Maximiliano Pullaro, para pedirle una audiencia a los fines de hablar sobre «el riesgo» que implica para el sector el proyecto de Ley Ómnibus del presidente Javier Milei al que se compara con un «certificado de defunción» de ser aprobado.

La nota firmada por Juan Ignacio Facciano, titular de Casfer, tiene copia al ministro de Producción, Ciencia y Tecnología, Gustavo Puccini y a la Secretaria de Energía, Verónica Geese. Contiene definiciones de fondo de una industria basada en la industrialización de las materias primas que produce Santa Fe a las que se les agrega valor y que cuida el medio ambiente. Un 80% del biodiésel que consumen los motores diesel de todo el país se origina en la provincia del mapa de la bota.

La misiva es «a raíz de la presentación en el Honorable Congreso de la Nación, por parte del Poder Ejecutivo Nacional, del proyecto de ley denominado ‘Ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos’, bajo el número de expediente nro. 194/23 (en adelante el «Proyecto de Ley»), y a los fines de solicitar vuestra intervención atento el riesgo que éste conlleva para toda la industria pyme de biocombustibles, no solo de nuestra provincia sino de todo el país».

«Conociendo su posición en materia de desarrollo industrial y apoyo a las bioenergías, es que solicitamos una audiencia para poder expresar con mayor profundidad los conceptos de esta nota, los riesgos y avasallamientos de derechos que este proyecto genera para nuestra industria, y, de ser posible, trazar juntos una estrategia de defensa de los puestos de trabajo y de la industria pyme de los biocombustibles, todo ello, atento las consecuencias negativas que el mismo generará, en caso de aprobarse, en todo el entramado de nuestras economías regionales», expresa unas líneas más abajo.

Luego apela a la máxima autoridad provincial: «Señor Gobernador, estamos en condiciones de afirmar que la aprobación del Proyecto de Ley constituiría el certificado de defunción de toda la industria pyme de biocombustibles. Desde Casfer queremos aprovechar la ocasión para ratificar nuestro firme compromiso al desarrollo de las economías regionales y a la diversificación de la matriz energética a partir de combustibles de origen nacional y renovable, asegurando el abastecimiento energético con menor concentración económica y mayor independencia a factores externos, constituyendo así, los biocombustibles, un pilar fundamental para el desarrollo económico, regional, sostenible y sustentable, y propiciando el cuidado del ambiente y la salud».

Gentileza: El Litoral