domingo, junio 16

 Es ley el proyecto que propone prisión preventiva para los que portan armas ilegales.

En consecuencia, la provincia debe invertir en más centros de detención para así sacar las armas de las calles.

En la última sesión, Diputados convirtió en ley el proyecto para que se dicte prisión preventiva a quienes porten ilegalmente un arma de fuego.

La norma ya contaba con media sanción del Senado y se aprobó ayer en la Cámara Baja.

Este proyecto es de importancia ya que, en la provincia, el 85 por ciento de los homicidios se comenten con armas de fuego.

Oscar Martínez, autor de la iniciativa dijo que, si bien esto generará una mayor ocupación de los centros penitenciarios y comisaría, el Ejecutivo debería trabajar para ampliarlos.

«Viene a dar una respuesta a una realidad que Santa Fe tiene que es la provincia más insegura del país y donde el 85% de los homicidios se convierten con arma y la impunidad de quienes continúan con amenazas y presiones a los testigos en los barrios» detalló Martínez.

Además, destaca que llevan un largo camino con este proyecto que implica que se invierta «en más centros de detención» como así también en «evitar la desigualdad»

Fuente El Litoral