martes, mayo 21

La causa judicial por la muerte del ex Juventud Guadalupe, dejó atrás en esta horas una nueva página para escribir la trágica historia del goleador.

David Henderson, el empresario británico que organizó el vuelo en que murió Emiliano Sala, fue declarado culpable en el tribunal de Cardiff, en Gales.

La avioneta en la que viajaba  Emiliano, de 28 años y que era piloteada por el británico David Ibbotson, se dirigía de la ciudad francesa de Nantes a la capital galesa cuando se estrelló en el Canal de la Mancha el 21 de enero de 2019.

Según lo expuesto ante el jurado, que necesitó de no más de siete horas para llegar a un veredicto, Henderson, una vez que conoció que la avioneta se había estrellado, mandó varios mensajes a diferentes personas pidiendo que guardaran silencio para no «destapar una lata llena de gusanos». El acusado explicó que temía que sus negocios fueran investigados debido a este incidente.

El abogado de la acusación, Martin Goudie, argumentó que Henderson fue «negligente» por cómo operaba con la avioneta y que «puso sus negocios por encima de la seguridad de los pasajeros al contratar a pilotos sin la calificación necesaria para volar o no competentes para completar determinados vuelos».

Foto lograda  en lo que  era la pensión del “Guada” junto a compañeros de esa época de juveniles del “Rojinegro”