Amsafe y Sadop anunciaron una medida adaptada a los tiempos de la pandemia y la cuarentena. Advierten que si no hay respuestas, luego del receso invernal los y las trabajadoras de la educación no volverán a clases.

 

Los gremios docentes mayoritarios santafesinos Amsafe y Sadop anunciaron que llevarán adelante un apagón educativo provincial mañana miércoles 1 de julio y el jueves 2.

 

Rodrigo Alonso, secretario de Amsafe La Capital, dijo en el programa televisivo Apto para Todo Público que “es una determinación que tomamos ante esta emergencia en la cual estamos imposibilitados, de acuerdo a las disposiciones del ministerio de Trabajo a convocar asambleas y congresos por una decisión unitaria, unánime, todos los delegados seccionales de Amsafe, junto a los miembros de la Comisión Directiva provincial”.

 

El dirigente especificó que “llevaremos adelante mañana y pasado un apagón educativo provincial que servirá para visibilizar todos los reclamos que estamos llevando adelante los las trabajadoras de la educación desde que el gobierno decidió suspender la paritaria y no se discutió ni de condiciones de trabajo, ni salario”.

 

Pero además, dijo: “advertimos también que si no hay ninguna respuesta al planteo de las condiciones de trabajo, luego del receso de julio, los y las trabajadoras no vamos a volver a clases”.

 

Alonso recordó que “no se otorgó ni un aumento de emergencia, ni para trabajadores activos, ni para jubilados y la verdad que es preocupante la situación de los compañeros y compañeras reemplazantes, también es preocupante que no se pueda regular el teletrabajo que estamos llevando adelante, entendemos que el gobierno debe leer lo que está pasando y nos debe convocar”.

 

Reconoció que “estamos en una etapa de crisis mundial que nos está golpeando a todos, pero la pregunta sería: ¿los trabajadores debemos seguir pagando la crisis? Hay otras provincias que también están en crisis, pero tuvieron un reconocimiento salarial”.

 

Por último, indicó que “se están tomando decisiones unilaterales, pero la vida escolar necesita de acuerdos junto a los y las trabajadoras”.

 

Por su parte, Sadop a través de un comunicado, sostuvo que “el apagón educativo no es nada más que una forma de protestar, de ratificar nuestro malestar por las condiciones de trabajo con que se viene desempeñando la tarea educativa por parte de los docentes desde cada una de sus casas, por el tiempo que esto implica, por los costos, por el mayor esfuerzo; porque en realidad, no tienen ningún reconocimiento de parte ni del Estado, ni de los empleadores por el desarrollo de esas actividades; y, obviamente, también tiene que ver con la convocatoria o el pedido de convocatoria a paritaria para reanudar la negociación salarial y la recomposición salarial que fue suspendida allá, por el 20 de marzo de éste año, unilateralmente, por parte del gobierno”.

Fuete ruedadeprensa

.

 

 

               
 

            

                 

 

Hay 305 invitados y ningún miembro en línea