domingo, julio 21
Home>Noticias>Cultura>AMSAFE contra el Trabajo Infantil
CulturaDestacadosSociales

AMSAFE contra el Trabajo Infantil

12 de junio Día Mundial Contra El Trabajo Infantil. Siempre, Las Infancias Primero.

En contextos de pobreza y desigualdad social, los niños y niñas se ven forzados a trabajar de diversas formas: hacen trabajos domésticos en sus casas o en casas de otros, se quedan a cargo de hermanos menores, trasladan mercaderías o realizan venta ambulante, limpian parabrisas o abren puertas de taxis, piden dinero o propinas, realizan tareas de recolección de plásticos, cartones, trabajan en ladrilleras, en la construcción, en tareas rurales, etc.

Todas estas actividades vulneran sus derechos, y tiene su origen en la situación de vulneración de derechos que, generalmente, se encuentran sus familias.

Desde AMSAFE consideramos que, los/as maestros/as y profesores/as estamos comprometidos/as con la lucha contra el trabajo Infantil, sosteniendo la escolaridad y exigiendo la aplicación de políticas públicas en defensa de las infancias y adolescentes.

¿Qué es trabajo infantil?

Se considera trabajo infantil a toda actividad económica o estrategia de supervivencia, remunerada o no, realizada por personas menores de 16 años.

En Argentina, aunque la ley 23390 prohíbe el trabajo infantil, 1 década a10 niñas y niños trabajan. Esa cifra se duplica en el ámbito rural. Esas actividades les impiden estudiar, jugar, desarrollar su infancia y ponen en riesgo su salud y bienestar.

¿Por qué existe el trabajo infantil?

Los determinantes del trabajo infantil suelen ser la vulnerabilidad económica, la pobreza, la insuficiencia de servicios básicos, la alta tolerancia social frente al trabajo de niños y niñas, las creencias y valores que permiten se naturalización y el acceso deficiente al sistema educativo

¿Cómo podemos prevenir y erradicar el trabajo infantil?

La protección social es fundamental para una política integral de prevención y erradicación del trabajo infantil. Los sistemas de seguridad social y las políticas macroeconómicas tienen un papel esencial para atenuar las vulnerabilidades que conducen a niños, niñas y adolescentes la trabajo.

Garantizar el acceso a la atención de la salud y al sistema educativo, entre otros servicios básicos, es indispensable para reducir la incidencia de las causas sociales y económicas que generan el trabajo infantil.

Que las personas adultas cuenten con un trabajo decente es clave para prevenir y erradicar el trabajo infantil.

En este marco, difundimos la campaña audiovisual elaborada por la OIT contra el trabajo infantil.

Para los/as niños/as el único trabajo debe ser ir a la escuela.

QUE TRABAJE SÓLO SU IMAGINACIÓN