martes, junio 25

La ola polar que cubre la Argentina y provoca temperaturas bajo cero, disparó la demanda de gas y provocó que el Gobierno nacional interrumpa el servicio al sector industrial y a las estaciones de GNC.

El suministro de gas a industrias y estaciones de servicio de GNC podría comenzar a normalizarse hoy, con la llegada de un buque de -Petrobas- que inyecta gas importado desde Brasil a un costo que oscila los 500 millones de dólares, cuando si se hubiese terminado la obra pública, que restaban con la interconexión del gasoducto “Néstor Kirchner”  a un valor de 40 Millones de dólares.

El cese de la obra publica por el nuevo gobierno, y la caída de dos plantas presurizadoras en el oeste del país, que afectan a todos los gasoductos del centro, especialmente a los de Córdoba, San Luis, Rosario y todo su corredor- generaron el inconveniente, señalaron desde la oposición y especialista de la materia energética.

El corte de suministro complicó ayer en la ciudad. Desde la cinco de la tarde la estación de servicio local, como las del departamento San Martín y la región, cortaron el suministro, el que, fue restablecido por lo menos en San Jorge a la hora cero de hoy.

Ayer en ciudades como Rosario y Córdoba, taxis y remises no movieron los vehículos en virtud a los costos que obligan a trabajar a perdida. En nuestra ciudad es servicio se prestó normalmente, con la consecuente perdida de ganancias, señalaron los afectados.