En los últimos  días a  lo largo  y ancho del país  crecen las estafas a  jubilados  mediante  la modalidad “cuento del tío”. Preocupa la obtención de datos  precisos  con que se manejan los  delincuentes.

 

Si bien desde el  ANSES a nivel nacional se informó  que han tomado conocimiento de nuevos hechos que tienen el objetivo de generar un perjuicio a los jubilados.

 

Se  incrementaron las  denuncias  de personas que llaman a distintos beneficiarios, diciéndoles que pueden acceder a la Reparación Histórica o que tienen nuevos montos para cobrar y a tal fin les piden los datos de tarjetas de crédito y CBU.

 

Desde la ANSES se hizo saber que  ningún empleado, agente o persona vinculada al organismo solicita información sobre datos relacionados a sus cuentas bancarias.

              

La intranquilidad  de quienes  investiga  los delitos manifestados, esta  generada en la  precisión   de los datos  que manejan los estafadores telefónicos  sobre los abuelos   elegidos.

 

El incremento de denuncias preocupa , ya que desde los cambios por Boletín Oficial a través del decreto 899 , la ex Dirección de Protección de Datos Personales fue disuelta y todas sus funciones pasaron a formar parte de la   Agencia de Acceso a la Información Pública.

 

De esta manera  la base de datos más grande del país, que posee información personal, datos financieros, tributarios y laborales de todos los ciudadanos podría haber recaído en manos nefastas para operar de manera delictiva.

 

La recomendación  es  que  si se  alerte a los  adultos mayores  que  viven solos  rechacen la llamada , corten  e inmediatamente  realicen la denuncia  a la policía  o la UDAI  más cercana.

              

              

 

               
 

            

                 

 

Hay 185 invitados y ningún miembro en línea

  

          Revista "El Lapiz"