El Intendente Municipal, Enrique Marucci, acompañado por el Subsecretario de Cultura Oscar “Cacho” Balbi y por la Subsecretaria de Producción, Lic. Carina Pernuzzi, realizaron una entrega de reconocimiento a 4 ciudadanos sanjorgenses.

 

Se trata de los Sres. Néstor Ramos, Clelia Manavella de Romero, Edeonildo Basso y Karina Echeverría. Cada uno de ellos, se ha destacado por su accionar, ya sea profesionalmente o en su vida cotidiana, dando ejemplo a la comunidad en todos los casos. Personas pujantes, que han trabajado dignamente toda una vida y han dejado una huella imborrable en cada uno de nosotros.

 

 

Néstor Ramos, un ciudadano destacado que ha dedicado 78 años de su vida al oficio de zapatero. Quinta generación en una reconocida familia de zapateros. Un hombre sensible, honesto, solidario y perseverante.

 

Clelia Margarita Manavella de Romero, una enfermera que ha curado a 4 generaciones. 57 años dedicados al oficio de brindar amor a través del cuidado. Una mujer amada por todos, de buena familia, que ha visitado miles de hogares llevando conocimiento, protección y amor con cada inyección colocada.

 

Edeonildo Basso, un gran hombre que ha dedicado nada más y nada menos que 80 años a la profesión de metalúrgico. Con 93 años, y luego de haber llegado a nuestra ciudad con el fin de instalar una gran industria que perduró en el tiempo, Edeonildo sigue destacándose por su empuje y por haber sido participe del posicionamiento de nuestra ciudad, como ciudad industrial en la región. Junto a su socio Giurgiovich, han montado una empresa que aún hoy, es líder en la región.

 

Karina Echeverría. Una MUJER con todas las letras. Karina trabaja en el Libro Bar Municipal, pero además de ser una trabajadora incansable y honesta, ella se destaca por un gesto que ni Liliana Gazzera ni nadie esta comunidad jamás olvidará: Karina, fue donante en vida de un órgano que le cambió la vida a Liliana. Un gesto digno de ser imitado. Un ejemplo de ciudadano, de persona, de amiga. Sin ningún interés de por medio y sin dudarlo, al conocer la compatibilidad del órgano, se sometió a una intervención con el único fin de salvarle la vida a su amiga, hoy hermana como ella la llama. No tenemos palabras para agradecer el ejemplo que le ha dado a todos.

 

 

Desde el Municipio, agradecemos a cada uno de ellos y a sus familiares por haber sido parte de una jornada inolvidable, cargada de emociones.

Fuente MSJ – Foto A. Pitavino

               
 

            

                 

 

Hay 162 invitados y ningún miembro en línea

 

          Revista "El Lapiz"