Las imágenes de las cámaras de vigilancia fueron fundamentales para el esclarecimiento de dos hechos delictivos.

 

Los mismos  se produjeron días atrás  en nuestra ciudad. En uno de ellos, las cámaras de vigilancia  pudieron advertir el ilícito  provocado por dos sujetos (uno mayor de edad) , los cuales sustrajeron una bicicleta.  Hecha la denuncia  por su propietaria  y tras  la revisión de los videos   de las  cámaras municipales, se pudo dar con los implicados.

 

Desde la comisaria segunda se instruyó  las averiguaciones correspondientes y en el domicilio del menor, se pudo dar con   el rodado hurtado.

 

El otro  caso, se  dio dentro de un maxikiosco, en el cual   un sujeto  sustrajo productos escondiéndolos entre sus ropas, quedando todo registrado  en las imágenes. Cabe acotar  que  antes de retirarse  del lugar  el mismo  abonó   en la caja  por otros elementos, con un billete de $500  falso.

 

En este procedimiento  y ante la identificación fílmica del  propio comercio, personal policial dio con el masculino y se le labraron las actuaciones   correspondientes en la fiscalía local por hurto, además de  instruir paralelamente otra  causa a la Justicia Federal, consecuente de haber   pagado con moneda apócrifa.

             

             

             

 

               
 

            

                 

 

Hay 89 invitados y ningún miembro en línea