Los cambios  en el régimen judicial de la provincia serán  importantes en el juzgado de nuestra ciudad. Las llegadas de un nuevo fiscal y un defensor favorecerán las causas pero ediliciamente  se originará un  gran problema.

 

Indiscutiblemente  el nombramiento a futuro de los dos nuevos funcionario judiciales  aliviaran  el trabajo  de manera tal que los expedientes tendrán  otra velocidad en su tratamiento.

 

A   pesar de esto, se  creará  un gran problema con el espacio físico, sobre todo  en la oficina del Ministerio Publico de la Acusación, donde  el espacio  para recibir a un nuevo  fiscal es casi nulo.

 

Hoy dicho recinto cuenta con  un  espacio que se divide  en dos oficinas incluida la   del Fiscal Dr. Carlos Zoppegni, mientras que en la otra se ubican  sus  auxiliares. (foto)

 

La llegada  del equipo, que de no  mediar inconvenientes sería  el Dr. Pablo Ruiz  Steinger  y sus  secretarios, será  un problema  para la comodidad no solo del trabajo de los funcionarios ,sino también con el  “precepto de  cuidar a las víctimas”, que llega  a denunciar un delito.

 

Precisamente  “estas  se  vería  seriamente  afectadas   en lo que respecta a la privacidades de las declaraciones, entre otras cosas”. Señalaron esta mañana  abogados penalista  consultados por SJV.

 

Por su parte la llegada del Dr.  Pablo Gessel  en  el Ministerio de la Defensa, podría tener un efecto casi similar, a pesar que el espacio de la  oficina por calle E. Perón al 1200  donde  funciona a cargo de la Dr. Patricia Hidalgo es más amplio.

 

La torre judicial de propiedad municipal, cuenta con seis  pisos que son alquilados y  utilizados prácticamente en su totalidad por el poder  judicial  de la provincia, pero  los  fondos que se destinan para dichos ministerios  surgen  de distintas  cajas, por lo que habrá que esperar  como y de qué manera  se reacomodará  para la comodidad de propios y extraños.

             

             

               
 

            

                 

 

Hay 174 invitados y ningún miembro en línea