PIZZERIA

      

 

     

     

        

 

 

 

 

Se agudizó el conflicto en el sector financiero. La huelga será desde el viernes hasta el martes - se frustró otra audiencia. Gremio responsabilizó a la banca extranjera.

 

La Asociación Bancaria decidió extender hasta el martes que viene el paro que lanzó desde este viernes frente al estancamiento en las negociaciones salariales con las entidades financieras, y el Gobierno respondió con un amague de aplicar de manera unilateral un aumento en torno del 20% por todo el año, en línea con los parámetros auspiciados por la administración de Mauricio Macri para las paritarias 2017. El gremio responsabilizó a la banca extranjera de haber impedido la aplicación del acuerdo parcial firmado el año pasado y trabado luego a instancias del Ejecutivo, que de ese modo busca evitar una referencia salarial por encima de su pauta del 18 por ciento.

 

El conflicto volvió a escalar ayer al cabo de una reunión que La Bancaria mantuvo con las cámaras que nuclean a los bancos. Sergio Palazzo, líder del sindicato, alegó que en la negociación hubo "un principio de acuerdo" con tres de las entidades, ADEBA (bancos privados de capital nacional), ABAPPRA (públicos y privados nacionales) y ABE (banca especializada), y dijo que ese entendimiento se frustró ante la negativa de la cámara que agrupa a los extranjeros, ABA, de suscribirlo.

 

De acuerdo con la misma versión, los términos del frustrado pacto eran similares a los establecidos en el acta firmada a fin de año con ADEBA y ABAPPRA, que establecía pagos fijos remunerativos y un 4% de suba retroactiva para totalizar un incremento del 23,5% sólo para el primer trimestre del año. El Ministerio de Trabajo había resuelto no homologar aquel acuerdo con la excusa formal de que no había sido firmado por ABA, aunque la razón de fondo era que superaba, para un corto plazo, la línea que el Gobierno alentaba para todo el año, con el riesgo para el oficialismo de que el modelo fuese imitado por otros sindicatos. La actual negociación se desarrolla en el contexto de una resolución de la Cámara laboral que ordenó a los bancos a cumplir con el aumento firmado en noviembre pasado, que a su vez fue apelada tanto por el Gobierno como por la banca pública y privada. El paro extendido, en los términos en los que se anunció ayer, no podría ser evitado por una conciliación obligatoria dictada por Trabajo ante el mandato judicial de no intervenir en la negociación, admitieron en esa cartera.

 

En ese punto, cerca de Triaca dijeron que en el menú de opciones crecía la posibilidad de disponer el aumento de forma unilateral a través de una resolución de esa cartera. Sería una solución extrema y absolutamente infrecuente. En los doce años previos sólo hubo dos casos en que Trabajo intervino para fijar, en su condición de árbitro, un aumento no remunerativo que reclamaba la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y que la principal cámara patronal, ADIMRA, renegaba de pagar. También sucedió en el sector petrolero y a pedido del sindicato y las cámaras empresarias para garantizar cumplimientos que estaban en duda en algunas empresas. En ningún caso, recordaron exfuncionarios, en perjuicio de los trabajadores de la actividad.

Fuente AF

               
 

            

                 

 

Hay 169 invitados y ningún miembro en línea

 

SAN MARTIN