Tales explotaciones afectadas son 869, en tanto se hizo nueva evaluación por la pérdida agrícola, que ahora se eleva a 764 millones de dólares.

 

El ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías, encabezó ayer lunes una reunión de la Junta Provincial de Protección Civil de Santa Fe, convocada por el Ejecutivo para evaluar el estado de situación en el territorio tras las intensas lluvias. Entre los temas analizados durante el encuentro, desarrollado en el salón Protocolar de la Casa Gris, se destacan las pérdidas para los sectores lácteos, agrícolas y ganaderos: “los tamberos perderán más de 256 millones de pesos, con 869 tambos que no podrán trabajar durante un mes; y en el sector agrícola (soja, girasol y maíz) se estima que rondará los 764 millones de dólares”.

 

Para hacer frente, el Estado santafesino plantea poner herramientas y recursos de asistencia directa, con líneas de financiamiento formales y no formales, directas e indirectas, pero señalan que la situación amerita un plan de salvataje provincial y nacional.   

 

También estuvieron presentes los titulares de las carteras de Educación, Salud, Seguridad, Infraestructura y Desarrollo Social; de Protección Civil; y de las Fuerzas provinciales y Federales que trabajan en el territorio, Bomberos Voluntarios y el Instituto Nacional del Agua, entre otros.

Fuente La Opinión

           

           

                

               
 

            

                 

 

Hay 100 invitados y ningún miembro en línea